Cistitis intersticial

Toggle: English / Spanish

Definición

Es un problema prolongado (crónico) en el cual se presenta dolor, presión o ardor en la vejiga. También se denomina síndrome de la vejiga adolorida.

Nombres alternativos

Cistitis - intersticial; CI

Causas

La vejiga es un órgano hueco con una delgada capa de músculo que almacena la orina. Cuando la vejiga se llena con orina, envía una señal al cerebro, ordenándole a los músculos que se contraigan. En la mayoría de las personas, estas señales no son enviadas hasta que la vejiga esté casi llena. Si usted tiene cistitis intersticial, la señal para vaciar la vejiga se envía con más frecuencia o cuando la vejiga no está muy llena.

La afección casi siempre ocurre entre las edades de 30 a 40 años, aunque se ha informado de casos en personas más jóvenes.

Las mujeres tienen una probabilidad 10 veces mayor que los hombres de padecer esta enfermedad.

La causa exacta de esta afección se desconoce.

Síntomas

Los síntomas de la cistitis intersticial son crónicos y tienen una tendencia a aparecer y desaparecer con períodos de menor o mayor gravedad. Los síntomas comunes abarcan:

Muchas personas que tienen cistitis intersticial prolongada también se deprimen debido al dolor y a los cambios en su estilo de vida.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica buscará otras causas de los síntomas. Estas incluyen:

  • Infecciones de transmisión sexual
  • Cáncer de la vejiga
  • Infecciones en la vejiga
  • Cálculos renales o ureterales

Se realizan exámenes en la orina para buscar infección o células que sugieran la presencia de cáncer dentro de la vejiga. Durante una cistoscopia, el proveedor utiliza una sonda especial con una pequeña cámara en el extremo para mirar dentro de la vejiga. Se puede tomar una muestra o una biopsia del revestimiento de la vejiga.

También se pueden hacer exámenes en el consultorio de su proveedor para mostrar qué tanta orina debe haber en la vejiga antes de sentir la necesidad de orinar y qué tan bien evacua la orina.

Tratamiento

No existe cura ni hay tratamientos estándares para la cistitis intersticial. El tratamiento se basa en ensayo y error hasta que se encuentre el alivio. Los resultados varían de una persona a otra. 

CAMBIOS EN LA ALIMENTACIÓN Y EN EL ESTILO DE VIDA 

Algunas personas descubren que hacer cambios en la alimentación puede ayudar a controlar los síntomas. Trate de evitar los alimentos y bebidas que puedan causar irritación en la vejiga. Deje de comer ciertos alimentos, uno a la vez, para ver si los síntomas mejoran. Reduzca o deje de consumir cafeína, chocolate, bebidas carbonatadas, bebidas cítricas y alimentos con un alto nivel de vitamina C.

Otros alimentos que la Asociación para la Cistitis Intersticial (Interstitial Cystitis Association) tiene en lista como posibles causantes de la irritación de la vejiga son:

  • Quesos curados
  • Alcohol
  • Edulcorantes artificiales
  • Habas y judías
  • Carnes curadas, procesadas, ahumadas, enlatadas o que contengan nitrito
  • La mayoría de las frutas a excepción de los arándanos, el melón dulce y las peras
  • Nueces a excepción de las almendras, anacardos y nueces de pino (piñones)
  • Cebollas
  • Pan de centeno
  • Aderezos o aliños que contengan glutamato monosódico
  • Crema ácida
  • Pan hecho de masa fermentada
  • Soya (soja)
  • Tofu
  • Tomates
  • Yogur

Usted y su proveedor deben analizar métodos que pueda utilizar para el entrenamiento de la vejiga. Estos incluyen entrenarse para orinar en horas específicas o usar biorretroalimentación para aliviar los espasmos de los músculos del piso pélvico.  

MEDICAMENTOS Y PROCEDIMIENTOS 

El tratamiento con combinaciones de medicamentos (politerapia) puede incluir:

  • Pentosano polisulfato sódico, que es el único medicamento por vía oral que está aprobada para el tratamiento de esta afección. 
  • Antidepresivos tricíclicos, como amitriptilina, para aliviar el dolor y la frecuencia urinaria.
  • Vistaril (embonato de hidroxizina), un antihistamínico que ocasiona sedación y ayuda a reducir la frecuencia urinaria. 

Otros tratamientos incluyen:

  • Llenar en exceso la vejiga con líquido estando con anestesia general, lo que se conoce como hidrodistensión vesical.
  • Medicamentos colocadas directamente en la vejiga, incluso sulfóxido de dimetilo (DMSO, por sus siglas en inglés), heparina o lidocaína. 
  • Extirpación de la vejiga (cistectomía) para casos extremadamente difíciles y que ya casi no se realiza. 

Grupos de apoyo

Algunas personas se pueden beneficiar participando en grupos de apoyo para la cistitis intersticial.

Expectativas (pronóstico)

Los resultados del tratamiento varían. Algunas personas responden bien a los tratamientos simples y a los cambios en la dieta, mientras que otras pueden requerir tratamientos extensos o cirugía.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si tiene síntomas de cistitis intersticial. Asegúrese de decirle al médico que usted sospecha de la presencia de esta enfermedad, ya que no es bien conocida ni es fácil de diagnosticar.

Referencias

Ferri FF. Interstial cyctitis. In: Ferri FF, ed. Ferri's Clinical Advisor 2016. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2016:712-713.

French LM, Bhambore N. Interstitial cystitis/painful bladder syndrome. Am Fam Physician. 2011;83(10):1175-1181. PMID: 21568251 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21568251.

Hanno PM. Bladder pain syndrome (interstitial cystitis) and related disorders. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Partin AW, Peters CA, eds. Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 14.

Hanno PM, Burks DA, Clemens JQ, et al; Interstitial Cystitis Guidelines Panel of the American Urological Association Education and Research, Inc. AUA guideline for the diagnosis and treatment of interstitial cystitis/bladder pain syndrome. JUrol. 2011;185(6):2162-2170. PMID: 21497847 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21497847.

Version Info

  • Last reviewed on 5/1/2017
  • Jennifer Sobol, DO, urologist with the Michigan Institute of Urology, West Bloomfield, MI. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.