Neumonitis por químicos

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una inflamación de los pulmones o dificultad respiratoria debido a la inhalación de vapores químicos o por aspirar y ahogarse con ciertos químicos.

Nombres alternativos

Neumonía por aspiración - química

Causas

Muchas sustancias químicas de uso casero e industrial pueden producir neumonitis.

Algunas de las sustancias peligrosas inhaladas más comunes incluyen:

  • El gas cloro (el cual se inhala a partir de materiales de limpieza como blanqueador de cloro, en accidentes industriales o cerca de piscinas)
  • Polvo de fertilizantes y de granos
  • Vapores nocivos por pesticidas
  • Humo (de incendios residenciales y forestales)

Existen dos tipos de neumotitis:

  • La neumonitis aguda ocurre repentinamente después de inhalar la sustancia.
  • La neumonitis prolongada (crónica) ocurre después de la exposición a niveles bajos de la sustancia durante mucho tiempo. Esto causa inflamación y puede provocar rigidez de los pulmones. Como resultado de esto, los pulmones comienzan a perder su capacidad para llevar oxígeno al cuerpo. Sin tratamiento, esta afección puede causar insuficiencia respiratoria y la muerte.

La aspiración crónica de ácido del estómago y la exposición a armamento químico también pueden llevar a que se presente neumonitis por químicos.

Síntomas

Los síntomas agudos pueden incluir:

  • Disnea (sensación de que uno no recibe suficiente aire)
  • Respiración que suena húmeda o con borboteo (sonidos respiratorios anormales)
  • Tos
  • Dificultad respiratoria
  • Sensación inusual en el pecho (posiblemente ardor) en el pecho

Los síntomas crónicos pueden incluir:

Pruebas y exámenes

Los siguientes exámenes ayudan a determinar qué tan gravemente afectados están los pulmones:

  • Gasometría arterial (medición de la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono que hay en la sangre)
  • Tomografía computarizada del tórax
  • Estudios de la función pulmonar (pruebas para medir la respiración y qué tan bien están funcionando los pulmones)
  • Radiografía de tórax
  • Estudios de la deglución para revisar si el ácido del estómago es la causa de la neumonitis

Tratamiento

El tratamiento se centra en la neutralización de la causa de la inflamación y la reducción de los síntomas. Se pueden suministrar corticoesteroides para reducir la inflamación, a menudo antes de que se presente cicatrización prolongada.

Los antibióticos generalmente no ayudan ni se necesitan, a menos de que haya una infección secundaria. La oxigenoterapia puede servir.

En casos de problemas estomacales y de la deglución, ingerir comidas pequeñas en posición erguida puede ayudar. En casos graves, se necesita una sonda de alimentación.

Expectativas (pronóstico)

El desenlace clínico depende del químico, de la gravedad de la exposición y si el problema es agudo o crónico.

Posibles complicaciones

Puede presentarse insuficiencia respiratoria y la muerte.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el proveedor de atención médica si tiene dificultad para respirar después de inhalar (o posiblemente inhalar) alguna sustancia.

Prevención

Solo use químicos caseros de acuerdo con las instrucciones y siempre en áreas bien ventiladas. Nunca mezcle amoníaco con blanqueador.

Siga las normas laborales para al uso de máscaras protectoras y use la máscara apropiada. Las personas que trabajan cerca del fuego deben tener precaución de limitar la exposición al humo o los gases.

Tenga cuidado con suministrar vaselina líquida a alguien que podría ahogarse con esto (niños o personas mayores).

Siéntese mientras coma y no se recueste justo después de haber comido si tiene problemas de deglución.

NO saque gasolina, queroseno u otras sustancias químicas tóxicas con sifón.

Referencias

Blanc PD. Acute responses to toxic exposures. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 75.

Christiani DC. Physical and chemical injuries of the lungs. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 94.

Version Info

  • Last reviewed on 8/21/2016
  • Denis Hadjiliadis, MD, MHS, Paul F. Harron, Jr. Associate Professor of Medicine, Pulmonary, Allergy, and Critical Care, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.